lunes, abril 27, 2009

GESTIÓN DE DERRAMES







Los derrames de combustible en el área de movimiento de los aeropuertos son una contingencia relativamente frecuente que debe ser convenientemente gestionada para mitigar los efectos negativos sobre la seguridad operacional de la aviación, la salud ocupacional y el medio ambiente.




Los barridos de combustible utilizando agua a presión es un método desaconsejable y poco amigable con el ambiente, ya que generalmente termina contaminando el terreno natural y las napas de agua subterránea.





Existen en el mercado diferentes productos para gestionar la contención y absorción del combustible derramado.




Las barreras absorbentes se utilizan sobre suelos sólidos como el cemento,hormigón,etc.




Generalmente estos productos están tratados para absorber los derrames sin el riesgo de generar la ignición del combustible mediante las descargas de electricidad estática generada por el propio tapete de absoción (sucede a menudo cuando se utilizan tapetes de polipropileno ya que este se carga estáticamente con los roces).




La Norma 99 de la NFPA establece que la disipación de la carga estática no debe superar los 0,5 segundos utilizando una técnica específica. Se aconseja el uso de absorbentes que logren tiempos de disipación aún bastante menores, condición que deben cumplir incluso las bolsas que los contienen.




Entre los productos de contención y manipulación que generalmente se utilizan en talleres o hangares de mantenimiento para contención de derrames podemos enumerar:




- tambores de 210, 70 o 110 litros resistentes a productos químicos que pueden ser montados sobre plataformas de contención de 2 y 4 tambores transportables. (Se comercializan de diferentes colores para la identificación de los líquidos, con filtros, con apagallamas, cerradura de seguridad, etc.)










miércoles, abril 08, 2009

INCIDENTES CON NEUMÁTICOS EN CARRERA DE DESPEGUE O ATERRIZAJE

La fotografìa muestra el neumàtico de un Cessna Citation que se desinflò en un aterrizaje.

El comportamiento de la aeronave no sufriò alteraciones y de hecho el piloto no se dio cuenta hasta que se vio imposibilitado de realizar el giro de 180º sobre la pista para dirigirse a plataforma.

La altìsima temperatura generada por la fricciòn fundiò el caucho soldàndolo a la llanta.

Este incidente en particular ocurrió durante la carrera de despegue luego de recorrer aproximadamente 1000 metros de pista.





Convenientemente investigados todos los datos reunidos por personal especializado será posible determinar la causa del incidente.


El personal aeroportuario debe inspeccionar convenientemente el área de movimiento del aeropuerto para descartar la presencia de F.O.D. (Foreig Object Damage) y todo el personal aeronáutico debe utilizar los mecanismos para reportar su presencia.



El estado de los neumáticos y la lectura de sus temperaturas es otro aspecto a considerar.

lunes, abril 06, 2009

FOTOGRAFÍAS DE AERONAVES DAÑADAS POR CHOQUES CON AVES

Excelentes fotografías nos aportan Manuel Ceballos y Silvana Echazarreta, ambos profesionales con vasta experiencia en la actividad aeroportuaria y verdaderamente comprometidos con la seguridad operacional de la aviación.
Gratamente me sorprende la aceptación y repercusión de este web site que crece diariamente con más y más aportes..... gracias.












































viernes, abril 03, 2009

AEROPUERTOS Y AMBIENTE. RUIDO.


Un aspecto a considerar en el diseño de aeropuertos es el impacto ambiental generado por el ruido de las turbinas de los aviones.



Su significancia se debe a que es un ruido esporádico con un patrón distintivo de aumento y disminución, además depende de la localización del aeropuerto, sus trayectorias de salida y aproximación y el tipo de operación que se este realizando (arribo o despegue).



El sonido audible con una frecuencia menor a 500 Hz penetra más fácilmente paredes, techos y puertas, y el de alta frecuencia (+ 1000Hz) atraviesa fácilmente los espacios de ventilación.



El oído humano escucha mejor por encima de los 1000 Hz.



La intensidad de los efectos producidos por el ruido de un aeropuerto se determina considerando los siguientes parámetros:



-horas de despegue y aterrizaje (día/noche)



- cantidad de despegues y aterrizajes



- procedimiento para el despegue y aterrizaje



- procedimiento de frenado (inversión del empuje)



- tipo de avión



-otras actividades generadoras de ruido en el área de movimiento del aeropuerto (ensayos de turbinas,turbinas auxiliares, etc)



-situación de las pistas de despegue y aterrizaje y diseño de las trayectorias de vuelo.

IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN DEL PELIGRO AVIARIO Y FAUNA

La presencia de aves u otros animales silvestres o asilvestrados en el área de maniobras del aeropuerto, representa un riesgo serio para la seguridad operacional.

La Organización de Aviación Civil Internacional ( O.A.C.I.) en el “Manual de Servicios de Aeropuertos”, Doc. 9137/AN/898, Parte 8 “Servicios Operacionales de Aeropuerto” se refiere en el Capítulo 9 a la “Reducción de los Peligros Debidos a las Aves”, indicando en el punto 9.11, y en concordancia con el Anexo 14, punto 9.5, que la “Autoridad Competente debería adoptar las medidas necesarias para reducir el número de aves que constituyan un peligro para las operaciones de las aeronaves…”

Es recomendación de la reunión de Autoridades de Aviación Civil de la Región Sudamericana (RACC/9), encauzar las acciones que se considere pertinente a los efectos de minimizar el riesgo aviario de incidente / accidente con fauna, para contribuir a la Seguridad Operacional.

La Dirección de Fauna de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a solicitud de la Comisión de Prevención de Accidentes de Aviación Civil, dependiente de la Autoridad Aeronáutica Competente, determinó los procedimientos que deben aplicarse ante la presencia de la fauna que afecta la seguridad operacional de los aeródromos, promulgando su Resolución Nº 108 de fecha 24 de agosto de 2006.

Dentro de las condiciones para la certificación de los aeródromos se encuentra la obligación de contar con un procedimiento de gestión del Peligro Aviario y Fauna, por lo que se le atribuye una importancia de primer orden.