martes, mayo 20, 2014

Las lagunas en la normativa aeronáutica argentina.

La ausencia de reglamentación que regule alguna actividad aeronáutica concreta es una realidad en Argentina.

En algunos casos, faltan crear normas, en otros falta darle mayor completitud.

En este mismo blog se ha comentado ampliamente la necesidad de regular la actividad de aeromodelismo, UAV y RPV ( Aeromodelismo, FPV y UAV's. Necesidad de su regulación),  y publicado respecto a los avances y estado de trámite de  la legislación en otros países referente  al uso  civil de drones con distintas finalidades y su impacto actual y futuro en la seguridad operacional de la aviación ( Incidentes entre aviones y drones. Necesidad de regulaciones.)

Quedan, en Argentina,  otras lagunas jurídicas en actividades aeronáuticas más frecuentes y de mayor incidencia actual y real en la seguridad operacional de la aviación.

Es el caso, por ejemplo de los trike, paratrike, parapentes y paramotores.

En el caso de los trike, en las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil (RAAC) se creó la Categoría Aeronaves Deportivas Livianas (ADL), conocida por su sigla en inglés LSA (Light Sport Aircraft), excluyendo específicamente de la norma a  helicópteros, trike's y paratrike's.

                                                                   Parapente

Tampoco existen reglamentaciones oficiales sobre instrucción e inspección  de trike's en la Argentina, ni personal habilitado para realizarlo,  quedando consiguientemente en una zona gris,  fuera de la categoría LSA o ADL.

A pesar de no estar oficialmente reglamentados, los trike's operan desde caminos vecinales,  pistas de aeródromos privados y públicos no controlados, realizan navegaciones aéreas y participan de festivales aerodeportivos.

                                                                            Trike

Actualmente los trike's  no pueden realizar "Trabajo Aéreo". Para ello deberán ser incluídos como aeronave deportiva liviana (LSA /ADL), categoría de la que actualmente están excluídos.

                                                                   Paratrike

Otro tema a resolver es la operación en aeródromos controlados y/u otros espacios aéreos controlados. Si consideramos que no existe una licencia oficial de piloto de trike, es difícil que pueda incorporarse a la misma, como mínimo,  la habilitación para vuelo VFR Controlado.

Es conocido en el ambiente aeronáutico, el vuelo en trike que los alemanes Andreas Zmuda y Doreen Kroeber realizan en un trike en el denominado World Trike Tour en el que recorrerán el mundo en un recorrido de  100.000 millas.

Este trike ha operado en aeródromos y aeropuertos controlados de distintos lugares del mundo, algunos internacionales de alta densidad de tráfico aéreo.

También lo ha hecho en aeropuertos controlados de Argentina, y puntualmente se investiga o investigó  un posible  incidente entre este trike y un Airbus A 320 de TAM procedente de Sao Pablo en el aeropuerto internacional de Rosario "Islas Malvinas" (según publicaciones de  la prensa escrita). 

Este trike, de matrícula estadounidense, estaba registrado como aeronave ultraliviana y su certificado de aeronavegabilidad no era "Restringido", poseía un certificado de aeronavegabilidad similar al de cualquier aeronave de aviación general.

En el caso de los parapentes, no podemos negar que la actividad va  en franco crecimiento y en algún momento deberá intervenirse de modo mas efectivo, teniendo en cuenta que  de hecho se realizan  vuelos dentro de espacios aéreos controlados. 

Las operaciones de parapentes dentro de las zonas de control (CTR) son particularmente riesgosas, ya que la probabilidad de ocurrencia de un incidente o accidente es mas alta,  por la mayor densidad de tránsito aéreo que encontramos respecto a otros espacios aéreos controlados,  y los niveles de vuelo ( lease "nivel de vuelo" como expresión genérica que hace referencia indistintamente a altura, altitud o FL) generalmente utilizados por los parapentes y las aeronaves en proximidad de los aeródromos y aeropuertos.

En el caso de los parapentes, se han registrado algunos incidentes de AIRPROX entre estos y otras aeronaves civiles y militares que han sido investigados formalmente.

Actualmente, si consultamos la página web de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), al buscar información sobre vuelo libre, nos encontramos con una definición de parapente e,  inmediatamente, nos remite al vínculo de la Federación Argentina de Vuelo Libre ( http://www.favl.org.ar/index.php ) donde siguiendo el icono FAVL-Normativa Oficial- Disposición FAA, nos encontramos con la Disposición 171/01 del C.R.A. que fuera publicada por AIC a 008/01 fechado 21 de diciembre de 2001 "Normas para la Actividad de vuelo con Aerodeslizadores (Parapentes, Alas Delta o Similares)" como norma vigente para la actividad.



El tema es que en la misma página web de ANAC, esa Circular de Información Aeronáutica (AIC) en la lista de circulares vigentes,  figura como NO VIGENTE. Sin embargo no hay un reemplazo a los procedimientos establecidos por la Resolución 171/01 del ex Comando de Regiones Aéreas ( C.R.A.).

Esto es fácilmente comprobable, basta con acceder al vínculo:
http://www.anac.gov.ar/anac/web/index.php/2/312/informacion-aeronautica/aic , hacer click en la solapa SERIE A y luego quitar el visado en el cuadrado que dice "Vigentes"...y en color gris aparecen las que no están vigentes, entre ellas la citada.



¿Cuál es el marco normativo que regula la actividad de vuelo libre en  parapente hoy en día entonces?

No lo sé, pero si sabemos que vuelan y que la marca de distancia para vuelos de navegación actualmente se encuentra en 400 kilómetros, y que los pilotos de parapente asociados en la FAVL se esfuerzan para que se les autoricen navegaciones que afectan áreas de control terminal (TMA) a través del establecimiento de espacios aéreos segregados temporales (estableciendo "cajones" mediante reservas temporales  de espacio aéreo).

Seguramente se avanzará en la redacción y/o perfeccionamiento participativo de normas para estas actividades, en estrecha colaboración entre las federaciones y asociaciones de pilotos y la autoridad aeronáutica. Pero es necesario que sea mas temprano que tarde.







jueves, mayo 15, 2014

Incidentes entre aviones y drones. Necesidad de regulaciones.

El mercado emergente de los "drones" se expande explosivamente en el mundo. El desarrollo y uso de esta tecnología  es considerada de gran potencial estratégico para el desarrollo de la naciones.



Si bien en Argentina  su utilización  en actividades civiles esta vinculada casi exclusivamente con la observación remota por video para mejorar la perfomance de las fuerzas de seguridad pública, el campo de aplicación es mucho mas amplio.

Desde la vigilancia preventiva de incendios forestales, hasta la inspección de redes de distribución eléctrica, su uso en situaciones de catástrofe, etc. convierten a los drones en un instrumento de gran ayuda.

En un futuro muy cercano se requerirán muchos drones y consiguientemente "pilotos" capaces de operarlos.

El problema es que los drones desarrollan su actividad en el espacio aéreo, y comparten este espacio con otras aeronaves.

Y es en este punto que nos encontramos con el primer gran desafío. La falta de normativa que regule su operación a los efectos de garantizar la seguridad aérea y la de terceros superficiarios.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ha declarado que los drones tienen las características de "aeronaves". 

Nuestro Código Aeronáutico,  Ley 17285,  dice en su Artículo 36. “Se consideran aeronaves los aparatos o mecanismos que puedan circular en el Espacio Aéreo y que sean aptos para transportar personas o cosas.”

En la joven y reciente historia de la utilización de los drones con finalidades no militares, ya se contabilizan algunos incidentes serios.

En marzo de 2014 un avión comercial de US AIRWAYS casi colisiona con un drone cerca del aeropuerto de Tallahassee (Florida) cuando volaba a 2.300 pies de altitud. El piloto de la aeronave comercial declaró que lo vió muy cerca, a tal punto que una vez aterrizado ordenó una inspección externa de la aeronave para cerciorarse que no existieran daños estructurales.



El incidente fue confirmado por el oficial Jim Williams de la Federal Aviation Administration, responsable de la Oficina de Integración de Sistemas de Aviación No Tripulados. Es necesario aclarar que aún en EEUU la normativa para la operación civil de drones esta en fase de desarrollo, y por el momento se mantiene la prohibición de su uso con fines comerciales.

En España, los estudios para normar la actividad llevan dos años. Las empresas de investigación y desarrollo presionan a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para que levante la actual prohibición de uso de drones en todo el territorio nacional.

Hace 14 meses se reunieron en Madrid los grupos de trabajo Eurocae, organización de equipos aeronáuticos dedicados a los drones,  e hicieron importantes aportes para el desarrollo de una normativa, que según afirman , está en la fase final de desarrollo, pero que camina a paso lento, con muchas consultas a EUROCONTROL y distintos órganos consultivos técnicos que colaboran con los parlamentarios.

La Federal Aviation Administration de EEUU investiga también un posible incidente en Nueva York entre un drone y un avión de ALITALIA, a principios de 2014.

En Argentina, aún no se ha regulado su uso. No existe ninguna referencia en las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil. De hecho no hay una norma general que regule la actividad de aeromodelismo, RPV ni UAV, estableciendo explícitamente las distancias que deben guardarse respecto a los aeródromos, hidroaeródromos y helipuertos,  y sus circuitos de tránsito y otros espacios aéreos controlados.

Tampoco existe una norma que establezca alturas máximas o distancias mínimas a respetar respecto a aeródromo, núcleos urbanos, autovías, etc.

La modalidad FPV ( FPV es el acrónimo de “First Person View”/Vista en Primera Persona) permite el vuelo de aeromodelos a distancias de,  por ejemplo,  10 km mediante la utilización de transmisores de video de reducidas dimensiones y gran potencia que permiten “volar” el modelo como si se estuviera a bordo (“en primera persona”).

El problema es que los transmisores/receptores de estos modelos pueden recibir interferencia electromagnética o “sombra” RF de alguna edificación u obstáculo y perderse el control del mismo (Fail Safe).

Esta situación puede ser peligrosa para terceros, considerando que algunos de estos modelos tienen importantes dimensiones y peso.

Mas temprano que tarde deberán regularse estas actividades.

viernes, mayo 02, 2014

Boeing 737 LV-ZYI será un motel temático para enamorados.

Mágico destino para una aeronave comercial.

El Boeing 737 matriculado como LV-ZYI  que perteneciera a  Aerolíneas Argentinas/Austral  va camino a ser parte de un motel temático para enamorados de la cadena chilena de moteles Paraíso.



El Boeing 737, que voló por última vez el 18 de julio de 2007, se encontraba en talleres de la Empresa Nacional de Aeronáutica de Chile (ENAER) desde ese año.

Según los estados contables de Aerolíneas Argentinas de 2008, esta aeronave se encontraba en estado de "reparación suspendida", en tanto que en 2010 se informaba su estado como desprogramada y canibalizada.

La nave quedó en ENAER (Base aérea El Bosque) y nunca fue reclamada, por lo tanto el Servicio Nacional de Aduanas de Chile procedió a su subasta junto a otros artículos bajo el item de "artículos a disposición del gobierno para su subasta por el no pago de impuestos u otros motivos".



El año pasado salió a remate por 54.000 dólares, aunque quedó desierto, y este 13 de abril de 2014 fue nuevamente ofertado en el lote 267 con una base de 27.000 dólares, siendo adquirido por el empresario chileno Juan Carlos Andrade González, quien es propietario de la cadena de Moteles Paraíso.

                    El remate en la Dirección Regional Metropolitana de Aduanas (Chile)

La intensión del señor Andrade González es convertirlo en un motel temático a construirse en Quillota, idea que según afirma, se basa en su conocimiento de un emprendimiento similar en Canadá. 

Como sea, ahora muchos enamorados podrán realizar su fantasía a bordo de una aeronave comercial.

De Malaysian Airlines a Presidencia de la Nación.

Avanzan los trabajos  sobre el Boeing 737-500 ex Aerolíneas Argentinas (LV-AYE) para transformarlo en el nuevo T-02.

Esta aeronave Boeing 737  voló por primera vez en 1993 para Malaysian Airlines, pasando a manos de AIR FRANCE entre 1999  y 2004, año en el que llegó a Argentina y se incorporó a la flota de Aerolíneas Argentinas (LV-AYE) en la que prestó servicios hasta el 29 de marzo de 2012.

Desprogramada con más de 35.000 horas de vuelo, fue una de la aeronaves de la aerolínea de bandera que permanecieron "almacenadas", estacionadas a la intemperie,  en el aeropuerto de San Juan, desde donde regresó en vuelo el 18 de diciembre de 2012 al aeropuerto Ezeiza.

                             Aeronaves de Aerolíneas Argentinas-Austral almacenadas en San Juan.

El último vuelo de prueba lo realizó el  24 de abril de 2014. Según rumores se le estaría instalando la distribución "Executive Jet" que tuviera el Boeing 737-200 (LV-JTD, ex Aerolíneas Argentinas) , y hoy se encuentra Aeroparque en proceso de recibir su acabado exterior de pintura con los colores de la flota presidencial. 

Este Boeing 737-500 reemplazaría al actual T-02, un Fokker F-28 MK-4000 M Fellowship. 


                LV-AYE recibiendo su nuevo esquema de pintura exterior "presidencial".



                     Fokker F-28, actual T-02,  con los colores de Presidencia de la Nación.

                       El Fokker F-28 T-02 y el  Boeing 737-500 de Aerolíneas Argentinas.