viernes, abril 25, 2014

Expedición aérea mundial en Trike (Trike-Globetrotter).

                    Doreen Kroeber, Guillermo Bertolotti (TWR OSA) y Andreas Zmuda.

El 24 de abril de 2014,  las 08:48 Hora Oficial Argentina, aterrizaron en el aeropuerto Santa Rosa Doreen Kroeber y Andreas Zmuda. De nacionalidad alemana, este simpático matrimonio, visita La Pampa con su aeronave poco común, como parte de una expedición aérea mundial que recorre los 5 continentes.

                                                           La expedición.

El viaje comenzó el 21 de julio de 2012 en Florida EE.UU.

Doreen y Andreas esperan recorrer 100.000 millas en 4 años volando sobre desiertos, mar, selvas y montañas, finalizando en Sidney, Australia el 16 de julio de 2016, aunque han decidido extender su viaje hasta 2018.

Su interés es además socializar con los habitantes del lugar y conocer sus costumbres.

La aeronave es un Trike  biplaza provista de un motor Rotax con hélice tripala de material compuesto. Los tripulantes van expuestos al aire,con todo lo que ello implica y varias cámaras GO PRO registran el vuelo desde distintos ángulos.



Dotada de un navegador satelital para ubicarse y un transponder que permite ser visualizado e identificado por los sistemas de radar, recorren el mundo cargando su equipaje en bolsos que van asegurados a la estructura del Trike.

Increíblemente con esta aeronave pueden cruzar tramos relativamente extensos de mar adicionando combustible en depósitos externos que también se fijan a los laterales de la aeronave.

Hasta el momento han cruzado el territorio de EE.UU, de Florida hasta California, volando luego hacia el sur tocando México, Guatemala, Honduras, Belize, Costa Rica, Colombia, Perú, Chile y Argentina.

                                                             El arribo en Santa Rosa.

Llegaron desde General Acha, donde hicieron noche, luego de hacer la etapa desde Neuquén volando a 9.500 pies para buscar vientos favorables y enfrentando  consecuentemente temperaturas muy bajas.

Al arribo  en Santa Rosa accedieron amablemente a mostrar su aeronave y contar un poco la historia de su aventura.

De trato amable y respetuoso, se sorprendieron gratamente cuando personal de la torre de Santa Rosa reconoció el nombre con el que habían bautizado a su aeronave: Gunther Plüschow, un piloto alemán nacido en 1886 y que fue pionero de los vuelos en la Patagonia,  y  especialmente en Ushuaia,  en la década del 30, aunque su historia es poco conocida en Argentina.



Recientemente un historiador, Roberto Litvachkes, reconstruyó la historia de Plüschow en Argentina, que narró en su libro "Plüschow Secreto" y presentó una película documental en Alemania.

Por su trabajo sabemos quien fue Gunther Plüschow. Fue algo que nos alegró tanto a los aventureros alemanes como a quienes trabajamos en el aeropuerto Santa Rosa, de alguna forma un piloto de los años '30 y el trabajo de Roberto nos facilitaron una interacción amistosa.