sábado, marzo 15, 2014

Esta casi confirmado el secuestro del avión de Malaysian Airlines.

Un funcionario del gobierno de Malasia afirmo que personas con experiencia de vuelo significativa podrían haber desactivado los dispositivos de comunicación del vuelo  MH370 de Malaysian Airlines.

Alguien apagó deliberadamente los transponders que emiten señales de identificación a los radares y también desconectó el sistema ACARS.

La hipótesis del secuestro es la principal línea de investigación y se han allanado las casas del piloto,  copiloto y se investigan los diez tripulantes que completaban la dotación del vuelo MH370.

                                            Residencia del copiloto  Fariq Abdul Hamid.

La operación de búsqueda  de la aeronave se ha centrado en dos "corredores" , uno que se extiende desde el noroeste de Tailandia a la frontera con Kazajstán , Turkmenistán y el otro, que desemboca en el Océano Índico meridional .

Se presume que la aeronave podría encontrarse en un área de islas deshabitadas del Océano Indico rodeadas de aguas profundas o en Pakistán.

martes, marzo 11, 2014

Incertidumbre con el vuelo de Malaysia Airlines.




La aeronave desaparece durante la etapa de vuelo de crucero, la menos crítica y por ende la mas segura de todas.

Es llamativo que la computadora del avión no haya transmitido informes automáticos de fallas a la central de Malaysia Airlines  momentos previos a la presunta caída de la aeronave. 

Tampoco la tripulación notificó al control de vuelos de ninguna anomalía ni declaró la emergencia o radió los llamados de socorro (MAYDAY).

Esta situación se da así cuando una falla estructural grave y de resultados catastróficos produce tal colapso que deja a la tripulación, e incluso a los sistemas automáticos de transmisión de datos de la aeronave, sin posibilidad de reacción, o cuando alguien deliberadamente anula los sistemas de transmisión de datos (ACARS) y transponders.

La ausencia de notificaciones de anomalías fue una de las carácterísticas del atentado al vuelo 103 de PANAM en 1988 cuando una bomba hizo estallar al Boeing 747 sobre Escocia matando 270 personas.

Del mismo modo sucedió en 1996 con el vuelo 800 de TWA que estalló repentinamente en vuelo por una chispa generada por el cableado eléctrico que encendió los gases del tanque de combustible principal matando a sus 230 ocupantes.

En el caso del vuelo 447 de AIR FRANCE  (AIRBUS A 330) que cayó al mar cuando volaba de Río de Janeiro de Brasil en 2009, si bien los tripulantes no pudieron comunicarse ni emitir llamada de socorro alguna debido a la complejidad de la emergencia, los sistemas automáticos de la aeronave enviaron un informe de fallas y subsiguientes cambios de actitud y velocidad anormales de la aeronave a la fábrica AIRBUS.

La hipótesis principal es entonces un colapso violento de la estructura del avión. ¿a qué causa puede corresponderse? Es prematuro decirlo.

Puede ser una descompresión explosiva ocasionada por el colapso de parte del fuselaje, una puerta o ventanilla.

Puede ser una explosión debido a un mal manejo de mercancías peligrosas despachadas en su bodega (aunque muchos no lo saben, en las aeronaves se despachan líquidos inflamables, gases, peróxidos, radioactivos, corrosivos, etc. de acuerdo a protocolos de despacho y embalaje fijados por OACI y IATA).

La posibilidad de un atentado terrorista es real. Pero el hecho conocido respecto a que dos pasajeros abordaron la aeronave con pasaportes robados no es definitivo.

En el sureste asiático existe un verdadero mercado de pasaportes robados que generalmente son utilizados por inmigrantes ilegales para llegar a Europa u otros países de occidente, por lo tanto para afirmar que estos dos pasajeros eran terroristas es necesario investigar aún mas.

Lo que si sabemos es que ambos pasaportes estaban denunciados y estaban en la nómina  que INTERPOL publica a través de sus sistemas informáticos.

La INTERPOL señala que como nunca se verificaron los documentos robados, no son "capaces de determinar en cuántas ocasiones más se usaron estos pasaportes para abordar vuelos o cruzar fronteras", por lo que no se sabe si fueron utilizados para viajar en otras ocasiones.

La pregunta es por qué pudieron abordar con esos pasaportes en un aeropuerto Categoría I OACI como es Kuala Lumpur que cumple con todos los protocolos de seguridad en la aviación exigidos por el “Anexo 18 Seguridad en la Aviación” al Convenio de Aviación Civil Internacional. ¿Tal vez porque los sistemas informáticos de la seguridad aeroportuaria de Kuala Lumpur no estaban  o no estuvieron en ese momento conectados con INTERPOL?

En definitiva que 34 aviones y 40 barcos patrullen incansablemente  el mar de China  no garantiza de por si el éxito de la búsqueda.